Un vecino cerró el puesto de limonadas de Seinfeld

Un vecino cerró el puesto de limonadas de Seinfeld

Jerry Seinfeld tuvo una semana interesante: Después de crear un puesto de limonadas con su hijo llamado Julián, cerca de su casa en East Hampton para ayudar a reunir dinero para “Baby Buggy” la agrupación de caridad de la esposa de Seinfeld, Jessica, lo tuvieron que cerrar porque un vecino realizó una queja. Suena como un Newman de la vida real.

De acuerdo a la Prensa de East Hampton, el jefe de la policía, también llamado Jerry reportó haber recibido una queja acerca de vehículos estacionados de manera ilegal cerca de las premisas.

Cuando los policías llegaron a la escena del “crimen” los Seinfeld se vieron forzados a cerrar el puesto de zumo de frutas para evitar violar las leyes.

Todos estos problemas, sin embargo, no frenaron a la familia divertida de aprovechar la situación a la mejor manera Seinfeld.

Jessica se aseguró de subir una imagen divertida a su Instagram con los muchachos con las manos detrás de la cabeza, agradeciendo a todos los compradores que pasaron por el puesto y que dejaron grandes propinas tanto para los chicos como para los adultos con el fin de ayudar al grupo de caridad.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios