Descubre todo lo que puedes cocinar con tu microondas


El microondas es posiblemente el electrodoméstico de cocina que más utilizamos a diario. Este electrodoméstico presenta muchas más funcionalidades de las que habitualmente hacemos uso, pues muchas personas únicamente lo utilizan para calentar la leche del desayuno, recalentar alguna sobra de la noche anterior o bien preparar platos ya precocinados.

Conocer bien el microondas antes de cocinar

Una de las claves para sacar el máximo partido posible al microondas a la hora de cocinar es conocer bien el electrodoméstico, cuáles son sus potencialidades. En la actualidad existen muchos modelos de microondas de alta gama que ofrecen multitud de posibilidades.

Ese es el caso del microondas Whirpool MWF 427 SL. Este modelo presenta como principales características la ausencia de plato giratorio, lo que ofrece una mayor capacidad, de 30 litros, con lo que se pueden cocinar recetas de tamaño importante, para toda la familia, en el microondas. Además, el Whirpool MWF 427 SL ofrece tecnología Crisp con cocción al vapor y aire forzado, lo que aumenta las posibilidades de este electrodoméstico. La tecnología Crisp es una tecnología exclusiva de Whirpool y está presente en los electrodomésticos de gama alta de la firma.

Utilizar recipientes adecuados para microondas

Otro error importante que cometen muchas personas a la hora de cocinar en el microondas es utilizar recipientes que no son adecuados para microondas. No todos los materiales de menaje son aptos para la cocción en el microondas. Algunos materiales contienen metales que producen un rebote en las ondas y se recalientan o echan chispas dentro del horno. En la actualidad es muy fácil encontrar todo tipo de accesorios para cocer pasta o arroz, cocinar es estuches de vapor carnes o pescados, envases especiales para cocer huevos y un largo etcétera de recipientes adecuados para microondas con los que sí conseguir buenos platos.

Cortar en porciones los alimentos

Un truco que funciona muy bien y no mucha gente conoce es el de cortar en pequeñas porciones aquellos alimentos que van a ser cocidos en el microondas y posteriormente triturados o usados para sofrito. Cuanto más pequeños son los alimentos, menos tiempo de cocción necesita, y por tanto, ahorramos consumo eléctrico. Del mismo modo, es mucho más recomendable poner los alimentos alrededor de todo el microondas y no en el centro, haya o no plato giratorio, pues así se contribuye a ahorrar el tiempo de cocción y el tiempo de cocinado.

Estos tres consejos simples son muy útiles a la hora de utilizar el microondas, pero el más importante de todos es el primero, conocer bien el microondas, y sumar a este un poco de experimentación, atreverse a cocinar cualquier tipo de plato en el microondas y descubrir que este electrodoméstico va mucho más allá que la función de calentar comida.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios