Consejos para elegir el mejor jamón ibérico (Parte II)

Jamon iberico

Seguiremos dándote algunos consejos para que puedas elegir el mejor jamón ibérico. Te invitamos a leer el artículo anterior en el que nos referimos al tema.

La cala es una de las pruebas que te permitirá acreditar la calidad final de un jamón ibérico. En las fábricas, antes de ponerlo a la venta el calador realiza tres incisiones en las articulaciones usando una aguja muy afilada. Esto se llama cala. Al extraerle verifica si el jamón está a su punto, si lo está debería desprender un olor agradable, penetrante e intenso.

El aspecto del jamón ibérico debe ser observado. Deberemos evaluar su forma, su pezuña, el color de la grasa. Además de comprobar su dureza, que marcará el punto de curación.

El peso adecuado del jamón va desde los 6 a 8 kilos. La pezuña deberá ser de tono negro, aunque en ocasiones presenta manchas blanquesinas. La caña, que es la parte que le sigue a la pezuña debe ser fina, cuanto menor grosor tenga de mayor pureza será el animal.

La vitola es la etiqueta que rodea la caña, es la marca del elaborador del jamón. Gracias a ella se puede identificar al fabricante y la zona de origen.

Para que un jamón ibérico sea de calidad la grasa deberá ser blanca, puede ser la del exterior de un color amarillento como consecuencia de los procesos de oxidación y de maduración La misma deberá ceder bajo la presión del dedo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Leticia Del Pino

Trabajo como Editora de Contenidos desde hace muchos años. Disfruto escribiendo y compartiendo mis conocimientos, además de las noticias que pueden mejorarnos la vida.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios