6 Mitos falsos e historias verdaderas sobre licores y vinos

6 Mitos falsos e historias verdaderas sobre licores y vinos 1


Los licores y vinos son bebidas que acompañan al ser humano desde la antigüedad. En especial, el vino, y es que se calcula que se descubrió hace 4.000 años cerca de Oriente Medio, concretamente en la actual Armenia. Desde ese momento se ha incorporado como algo natural en nuestras vidas, hasta convertirse en un arte y tendencia.

La larga historia que componen los más de 6.000 años de la existencia del vino entre nosotros ha traído una serie de mitos y leyendas que merece la pena escuchar o leer. Algunas de ellas son ciertas y otras son inventadas, pero para los amantes del vino esto da igual, lo importante es disfrutar de una copa de vino tinto, blanco o rosado en compañía de nuestros seres queridos mientras nos cuentan alguna de estas anécdotas sobre licores y vinos.

O sea que ya sabes, si quieres impresionar a tus amigos, o quieres saber un poco más sobre la historia de esta bebida mágica, sigue leyendo que seguro que tienes mucho por descubrir.

Elaboración del vino rosado

Algunas de las mayores historias o mitos falsos sobre licores y vinos viene de la elaboración, aunque también sobre su consumo y venta. Por ejemplo, es cierto que un vino rosado se puede conseguir mezclando uva blanca con tinta. Sin embargo, la verdad es que los mejores vinos rosados se consiguen sólo con uva tinta. Este sistema tiene truco, se realiza siempre antes de la fermentación y nunca añadiendo un poco de blanco a un tinto. De hecho, su venta es ilegal, por ello, te recomendamos que consultes a tu tienda de vinos y licores favorita en caso de que tengas dudas de su origen o producción.

Los vinos mejoran la edad

Cierto, pero no del todo. Los expertos afirman que algunos de los licores y vinos que se ponen a la venta son por norma general jóvenes, por lo tanto, no tendrás mayores problemas con su edad. Sin embargo, debes tener cuidado si compras vinos de alta gama ya que no todos ellos gozan de la suerte de mejorar sus características a la hora de conservarse en una bodega. Lo mejor es que consultes a un profesional de una tienda de vinos y licores, seguro que ellos saben más que tú.

¿Sabías que España es el tercer productor mundial de vino y el primer exportador por volumen? Además, la extensión de las bodegas y sus casi 1,2 millones de hectáreas de cultivo hacen posible que sea  el país con mayor extensión mundial, en torno a un 15 % del total del planeta. Esta extensión también ha llegado a internet de la mano de la globalización y mediante la venta de vinos y licores online que permiten que nuestros caldos lleguen a cualquier rincón del planeta.

De esta forma, es fácil adivinar que el mejor vino del mundo es español y no tiene francés como reza un dicho. Y es que mucha gente piensa en una historia que compara el vino francés con el español y que tuvo su origen en la Guerra de la Independencia al hacer burla de la derrota de los franceses al meterlos en las tinajas de la vendimia. Lo cierto es que el vino es bueno, lo que importa es la variedad y da igual de donde sea, eso sí negar que los licores y vinos españoles son malos es un craso error.

La cerveza sube más que el vino

Las bebidas más vendidas en cualquier tienda de vinos y licores son la cerveza y el vino en cualquiera de sus versiones, vino tinto, blanco o vino rosado. Sin embargo, mucha gente afirma que la cerveza sube y emborracha más que el vino. Cada persona es un mundo, y existen mujeres y hombres muy delgados que apenas se emborrachan incluso aunque beban montañas de botellas. Todo depende de la cantidad, el volumen de alcohol en sangre, de nuestro organismo, etcétera. En definitiva, cada caso es diferente y no te fíes por los grados que tenga una botella.

Por último, te vamos a contar el mito de la temperatura a la hora de servir el vino. La clave es conservarlos tumbados en el caso de vino tinto y blanco ya que el tapón ayuda a conservar la humedad interior y regular la entrada de aire y temperatura. Pero lo cierto es que para servirse los tintos deben tener una temperatura mayor que los blancos y espumosos, sin que llegue a superar los 20 grados. Como norma general, la temperatura de los blancos debe rondar los 6 y 8 grados, mientras que las del tinto de crianza debe ser 18 grados y los jóvenes a 16 grados.

Pues esto ha sido todo, esperamos que te hayan gustado estos mitos y leyendas. Ahora te toca disfrutar de una copa de vino en compañía de tus amigos y seres queridos. Eso sí, no olvides comprar vinos y licores online ya verás cómo no te arrepientes.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios