Las personas podrían preferir los vinos más livianos

Las personas podrían preferir los vinos más livianos

Para todos los fanáticos del vino, tomen nota: el escenario ideal para tomar vino es uno en el que casi no existe la posibilidad de embriagarse. De acuerdo a un nuevo estudio publicado en el jornal PLOS, nuestros cerebros prefieren el sabor de los vinos más livianos.

Los investigadores del Centro de cognición, cerebro e idioma escanearon los cerebros de “consumidores poco experimentados de vino” mientras bebían distintas variedades de esta popular bebida. Bebieron versiones con grandes cantidades de alcohol y otras con menores cantidades de éste.

Los vinos estaban arreglados para tener sabores casi idénticos a pesar de la diferencia en el alcohol y no se les dijo a los participantes que existía tal diferencia.

Cuando las personas bebían vino con poco alcohol, las regiones de sus cerebros asociados con el procesamiento de sabores y recompensas estaban más activos que cuando bebían versiones con mucho alcohol.

Los investigadores interpretan que esto significa que nuestro cerebro hace un esfuerzo más grande al tratar de explorar los sabores y perfumes de los vinos que tienen menores cantidades de alcohol. La razón puede ser simple: cuando bebes vino con mucho alcohol todo se vuelve borro, incluso tu sentido del gusto.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios