¿Qué son los licores? (Parte II)

Diferentes tipos de licores

En el artículo anterior nos hemos referido a su historia y a las diferentes formas que existen para calificarlos. También pueden ser clasificados de acuerdo a la cantidad de sustancias aromáticas que los conforman.

Pueden ser simples (cuando se preparan en base a una sola sustancia aunque se utilizasen pequeñas sustancias de otras para potenciar su sabor) o mixtos (llevan diferentes proporciones pero con igual cantidad de ingredientes). Los licores pueden servirse como aperitivos o después de las comidas, en muchas ocasiones son usados combinados con cócteles y bebidas.

Generalmente a los licores se los conoce por sus nombres genéricos, por su sabor, el color y la graduación alcohólica. Algunos de los licores mas conocidos son: anisette (sabor a anís, color transparente 27 por ciento de alcohol), apricot (sabor apricot, color marrón, 30 por ciento de alcohol), blackberry (sabor a mora, color rojo, 30 por ciento de alcohol), cherry (sabor a cereza, color rojo, 30 por ciento de alcohol), crema de cacao (sabor a chocolate y vainilla, color marrón o blanco, 25/27 por ciento de alcohol), crema de menta (sabor a menta, color verde, 30 por ciento de alcohol), curaçao (sabor a naranjas, color naranja, 30/42 por ciento de alcohol), peach (sabor a durazno, color dorado, 40 por ciento de alcohol), triple Sec (sabor a naranja, color transparente 38/40 por ciento de alcohol). Existen muchos licores que se hicieron conocidos por sus marcas comerciales.

El amaretto es uno de los licores creados a base de almendras más famosos. Tiene una graduación del 24 al 28 por ciento. Se usan para la elaboración de los huesos de los albaricoques. Se caracteriza por ser muy dulce, ideal para tomarlo acompañando el postre.

El licor benedictine se obtiene a partir del método más viejo del mundo, a partir de un aguardiente de vino que se macera en hierbas, cortezas y raíces.

El cassis es un licor elaborado con grosellas, tiene sus orígenes en Francia. Su graduación alcohólica es muy baja. Se obtiene en base a la maceración de grosellas negras en alcohol neutro con agregado de bayas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Leticia Del Pino

Trabajo como Editora de Contenidos desde hace muchos años. Disfruto escribiendo y compartiendo mis conocimientos, además de las noticias que pueden mejorarnos la vida.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario

  1. […] el invierno nada mejor que disfrutar de un rico y reconfortante licor para volver el calor al cuerpo, nosotros te daremos recetas fáciles de preparar para […]