Vinos y maridajes de verano

El maridaje es el arte de combinar un alimento con una bebida determinada con el fin de potenciar su sabor. El maridaje de vinos es el más conocido; ofrecemos algunos ejemplos para este verano para que disfrutes de las recetas más típicas del buen tiempo con los vinos que mejor casan.

Qué es un maridaje y por qué es importante

Un maridaje es conocido popularmente como el proceso de casar o unir un alimento con el vino determinado con el fin de realzar el sabor y el placer de tal fusión. Lo cierto es que el maridaje en gastronomía, en términos generales, es la combinación natural entre una comida y una bebida determinada que producen una unión agradable consumiendo ambos elementos conjuntamente. El tipo de maridaje más conocido es el de los vinos, de ahí la generalización que suele hacerse del término a causa de la gran variedad de tipos, variedades, texturas, entre otros factores, que el vino nos brinda.

Escoger la bebida más adecuada para una comida determinada hace que el sabor sea mucho más intenso y delicioso. Unos toques de sabor combinados de una manera concreta pueden mejorar una receta positivamente. El maridaje es un arte relativamente nuevo de la era moderna a causa de la evolución que han desarrollado los alimentos y la gran variedad de bebidas que hay en el mercado.

Existen bodegas que ofrecen vinos de alta calidad para combinar cualquier tipo de plato. Familia Torres posee una tienda online de vinos donde se pueden encontrar vinos tintos, blancos, rosados, espumosos, y vinos para postre adaptados para la ocasión que lo precise.

Las combinaciones más atractivas del verano

En el verano hay una serie de maridajes que se suelen utilizar más en base a la gastronomía fresca que caracterizan los meses más calurosos.

La ensalada de pasta, compuesta por cualquier estilo de pasta al gusto, con los ingredientes que más te gusten como pepino, tomates, huevo duro, queso y aderezada con sal, pimienta y aceite de oliva Virgen Extra, acompañada de un vino tinto joven de Torres será un buen complemento realzando el sabor de la ensalada.

Si se trata de una paella marinera, muy común en el Mediterráneo, nos decantamos por un vino blanco, como un verdejo o un albariño.

Si por el contrario preferimos organizar una barbacoa al aire libre, tanto un vino afrutado como un rioja gran reserva son válidos para potenciar el sabor de la carne.

Convertirse en un sumiller está al alcance de cualquiera. Solo es necesario indagar en las bodegas más completas de Internet para recoger ideas y hacerte con los vinos que casan mejor con tus platos favoritos.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios