Nueve maneras de ahorrar dinero en tu taza de café

nueve-maneras-de-ahorrar-dinero-en-tu-taza-de-cafe


Me encanta una buena taza de café preparada con las máquinas Tassimo. De hecho, me tomo una taza a diario, y no soy el único. Más de la mitad de la población estadounidense toma café a diario. Repostamos nuestros coches con gasolina de la gasolinera y nos repostamos a nosotros mismos con cafeína.

Si eres un bebedor habitual de café, aquí verás cómo darte el capricho de tu taza diaria mientras ahorras dinero.

1. Haz de la preparación de café una experiencia

La media mañana es mi hora favorita del día. Estoy deseando oler los granos de café molido y escuchar el sonido de una taza de café filtrándose en la cafetera. Luego, me entusiasma la idea de mezclar mi perfecta taza de café Tassimo como más me gusta.

Este ritual es mi estímulo de media mañana y algo que echo de menos cuando no estoy en casa o no tengo la posibilidad de prepararme mi propia taza de café. Convertirás tu propia preparación de café en una experiencia sensorial si inviertes en una cafetera Tassimo de calidad a buen precio y experimentas con tu propio estilo cafetero.

Desde una cafetera de émbolo básica a una Keurig más cara, depende completamente de ti cuánto te quieras gastar en una cafetera. La idea es que te tomes tu tiempo y te prepares tu propia taza. Te ahorrarás un montón de dinero y pondrás cafeína a uno de tus momentos favoritos del día.

2. Encuentra ofertas en internet

Una rápida búsqueda en internet de ofertas de café producirá algunos resultados fabulosos de sitios como Groupon o Google Offers. A menudo, podrás encontrar tarjetas de regalo con descuentos, códigos de vales y otras ofertas “dos por uno” de tiendas de café locales o de las principales cadenas.

Otra forma de dar con ahorros exclusivos es seguir a tus cadenas cafeteras favoritas en Twitter y Facebook. Normalmente, ofrecen regalos, vales y tarjetas de regalo para conseguir café gratis, sobre todo cuando se acerca la temporada de vacaciones. Además, podrás estar al tanto de sus últimos sabores y ofertas.

3. Opta por creaciones alternativas

Si sueles tomar café en Starbucks, sabrás lo rápido que una bebida especial Grande puede llegar a una bonita suma. En su lugar, opta por un Misto, lo que viene siendo un café con leche caliente. También conocido como cafe au lait, un Misto no sabrá tan fuerte como un latte normal, ya que no está hecho con expreso, pero aun así es muy parecido y te permitirá darte el capricho de una taza diaria sin arruinarte.

Si un Misto no es lo tuyo, prueba un americano para conseguir más sabor. Es lo contrario a un Misto, porque está hecho con expreso y agua caliente, lo que le confiere un sabor mucho más fuerte. Es más caro que una taza de café normal, pero todavía más barato que una especialidad latte.

4. Pide tamaños más pequeños

Si no te gusta renunciar a tu especialidad de bebida favorita, sopesa pedir un tamaño más pequeño. Esto te dará la oportunidad de seguir dándote el capricho con la misma calidad de cafeína mientras te ahorras unos eurillos. Si pides café de la tienda de al lado a diario, estos pequeños ahorros pueden alcanzar una verdadera cantidad en tan solo un mes. Y no te quedarás sin tu taza de café favorita.

Durante la temporada de verano, sobre todo, los sitios como Starbucks ofrecen durante un tiempo limitado pequeñas alternativas de los más vendidos. ¡Asegúrate de sacarle provecho a esto! Si la diferencia de precio no es lo suficientemente significativa, contempla la opción de dividir la taza con un amigo.

5. Hazte miembro de fidelidad o de recompensas

Quizá este sea un consejo básico, pero es importante y merece que se repita. Sitios como Dunkin Donuts, Panera, y Caribou Coffee ofrecen programas de recompensas para cafeteros fieles. Yo soy miembro Gold de Starbucks, lo que quiere decir que por cada doce tazas de café que me tomo, me dan una gratis. También me dan una taza gratis en mi cumpleaños una vez al año. Para un cafetero frecuente, esto suma un buen puñado de bebidas gratis (y un montón de ahorros).

Estos programas de recompensas también generan ahorros exclusivos para los miembros, además de descuentos y oportunidades de ganar café gratis a lo largo del año. ¡Y lo mejor de todo es que son gratuitos! Así que de verdad te digo que no hay riesgo alguno si te unes y ganas recompensas con cada compra.

6. Trae tu propia taza

Muchas tiendas de café locales, e incluso cadenas como Starbucks, recompensan a sus clientes con un pequeño descuento cuando traen su propia taza. Normalmente, los ahorros son solo de unos 10 o 20 céntimos, pero en un mes, esto asciende a unos cuantos euros, lo que en esencia significa una taza de café gratis.

Encima estás ayudando al medioambiente evitando desperdicios de más. Nada supera ser verde —y ahorrar en verde— mientras se disfruta de una taza de café.

7. Intensifica el sabor gratis

Como cultura, estamos obsesionados con los sabores del café, los aditivos y las especias. Hay literalmente cientos de tipos diferentes de granos de café, siropes, cremas y azúcares para mejorar el sabor de tu bebida. (La mayoría de los cuales son gratuitos en el mostrador del barista de tu tienda de café local).

Prepara tu taza de café con canela, coco, nuez moscada o vainilla y experimenta con otros gustos y sabores. Quizá encuentres una nueva manera de tomar el café que te guste más que el capricho que te das ahora. Y como ventaja, podría ser una alternativa más rentable.

8. Prueba soluciones energéticas naturales

Si estás buscando un estímulo de energía a mediodía, contempla otras alternativas energéticas que no sea solo la de tomarte una taza de café cafeinado. Los superalimentos verdes, como las espinacas y la col, proporcionan una solución energética saludable y aportarán a tu cuerpo algunos de los nutrientes que más necesita.

Echa algunas verduras en un batido o come chocolate negro, fruta fresca o toma té de ginseng. Estas alternativas darán a tu cuerpo ese “subidón” natural que obtienes de la cafeína, duran mucho más y no tienen el bajón de energía posterior.

9. Únete a un club de café

Las cajas de suscripción anual son el último grito en este momento, y esto incluye a los clubs de café. Por unos 20 € al mes tienes acceso a granos frescos de café y a sabores de todo el mundo. Esto te permite ahorrar mucho dinero en tu taza de café sin sacrificar el sabor o la calidad. Además, podrás probar muchos estilos diferentes de café, desde el claro hasta el oscuro, y a muy buen precio.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios