Vinos españoles: ¿A qué temperatura deben de servirse?

Disfrutar del vino supone un apasionante proceso de aprendizaje para reconocer el mundo de sabores y matices que esconde cada sorbo de esta bebida. La variedad de las uvas, la tierra en la que ha crecido la vid, el proceso de elaboración… Son muchos los factores implicados en la creación de este sabor complejo, pero ¿sabemos cómo degustarlo para apreciarlos como se merecen? La temperatura es clave a la hora de servir el vino para ofrecer una experiencia sensorial óptima. A continuación, te contamos cuál es la mejor manera de servir las diversas variedades de vinos españoles.

Vinos crianza, tintos, blancos y rosados

Para apreciar su sabor en toda su plenitud, los vinos tintos deben servirse a una temperatura de entre 16 y 18ºC. Sin embargo, dependiendo de su envejecimiento en barrica, este margen varía. En el caso de los vinos jóvenes, la temperatura óptima de consumo se sitúa entre 12 y 15ºC, despertando sus notas frescas y florales. Para los vinos crianza, los expertos recomiendan servir entre 16 y 18ºC y los reserva y gran reserva, a 20ºC. En verano, es recomendable enfriar el vino en una cubitera y evitar que su temperatura se eleve demasiado a lo largo de la comida.

Los vinos blancos y rosados, tan apetecibles durante la temporada estival, necesitan de una temperatura fresca para realzar sus matices frutales y dulces. Los expertos recomiendan servir los vinos blancos jóvenes secos a 12ºC, el vino blanco fermentado en barrica a 10ºC y los vinos blancos dulces, como el Moscatel, en torno a los 14ºC. Por su parte, los vinos rosados precisan de una temperatura de unos 12ºC para ser degustados.

Comprar vino espumoso y generoso: conoce sus características

Los vinos generosos son aquellos que contienen más de un 14% de alcohol, con variedades tanto dulces como saladas. El vino de Oporto, el Jerez o la Manzanilla son algunos ejemplos famosos de vinos españoles de este tipo. Comprar vino generoso es una excelente elección para acompañar los postres. Si te decantas por este tipo de vinos, ten en cuenta que deben servirse a una temperatura ideal de 7ºC.

Tampoco podemos olvidar a los vinos espumosos, con embajadores de prestigio internacional como el Champagne francés o el Cava, dentro de los vinos españoles. Este tipo de vino se identifica muy fácilmente por sus burbujas de dióxido de carbono, con variedades dulces, semisecas o brut. En el caso del cava, su temperatura óptima de consumo se sitúa entre 5 y 7ºC. Estos vinos espumosos resultan muy adecuados para darle un sabor de fiesta a tus ocasiones más especiales. Si tienes algo que celebrar, comprar vino espumoso siempre es una apuesta segura.

Finalmente, aunque conocer la opinión de los expertos es un buen consejo para aquellos que se están iniciando en el mundo de los vinos españoles, recuerda siempre que tus gustos y preferencias personales también cuentan. Si tienes dudas, solicita el consejo de un profesional especializado en tu bodega o tienda de vinos online sobre los matices o aromas que buscas. Al fin y al cabo, lo importante es aprender a disfrutar del sabor de una copa de vino, lo tomes como lo tomes, así que, ¡salud!

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios