Pizza con panceta, una receta moderna

Pizza con panceta, una receta moderna

Todos sabemos que hay cientos de variedades de pizza para comer y preparar en este mundo. Si vamos a una pizzería italiana o a un lugar especializado en pizzas podremos encontrar cartas y menúes con tanta variedad de pizza que tendremos verdaderos problemas para elegir. Lo más extraño de todo, es que incluso existiendo esa enorme variedad de pizzas hay personas que son muy quisquillosas con la comida y terminan por pedir pizza con nada más que la salsa de tomate, o con solamente el queso mozzarella en lugar de elegir una de las cientos de variedades de pizzas con distintos contenidos por encima.

Aquí te traemos una receta deliciosa para preparar una pizza un poco pesada, pero perfecta para una reunión con amigos, especialmente si gustan de la comida rápida y de la panceta. Para esta pizza necesitaremos algunos ingredientes especiales que detallamos a continuación:

  • Prepizza con salsa de tomate
  • Queso mozarella
  • Aceite
  • Cebolla
  • Panceta
  • Sal y pimienta a gusto

Lo primero que haremos es poner a precalentar el horno. Es mucho más fácil que la pizza logre quedar deliciosa si el horno está correctamente caliente en lugar de que si está frío o si está demasiado caliente. Si está medio frío la pizza tardará mucho en cocerse y puede quemarse en la base y si está demasiado caliente se arrebatará y quedará la masa cruda.

Pelamos la cebolla de todas las capas marrones u oscuras y cortamos las capas blancas en cuadraditos pequeños. En una sartén colocamos una línea de aceite (apenas, no demasiado) y ponemos a saltear la cebolla. Cuando comience a tomar color dorado ponemos a saltear junto a la cebolla la panceta que previamente habremos cortado en trocitos pequeñitos. Los trocitos deberían tener un tamaño similar entre sí para que todos se cuezan igual.

Lo ideal sería lograr que la grasita de la panceta quede bien cocida y empiece a transparentar. Agregamos sal y pimienta a la mezcla a gusto y probamos para asegurar que esté como nos gusta.

Colocamos queso mozarella por encima de la prepizza y llevamos a horno caliente. Cuando el queso empiece a derretirse sacamos la pizza del horno y colocamos esparcido por encima el salteado de cebolla y panceta lo más esparcido que podamos y llevamos al horno un poco más para dorar todo junto.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios