Pasta con Salsa Arrabbiata

La premisa es, que una pasta sin una salsa, no sabe a nada. Pero a la hora de preparar la salsa, el dilema reinante es: ¿qué salsa ponerle? He aquí una sugerencia muy gustosa y fácil de preparar:

La Salsa Arrabbiata

– 300 g de tomates maduros

– 1 cebolla

– 2 dientes de ajo

– 1-2 ajíes (guindillas)

– Aceite de oliva

– Albahaca, orégano o la especie de preferencia (opcional)

– Sal

– 1 pimentón pequeño picado en cuadritos menudos.

Preparación

Trocear la cebolla fina en cuadritos y sofreírla, junto con el ajo, sal y el aceite de oliva, se coloca suficiente para que no se quemen los ingredientes. Pelar los tomates y cortarlos en dados pequeños, estos se añadirán  al sofrito una vez que la cebolla y ajo comiencen a dorarse. Se mezclan continuamente para que se sofrían uniformemente.

El siguiente paso es añadir el ají (guindilla) y pimentón,también se dejaran sofreír mezclando de la misma manera, por último se añadirá la sal y la especie escogida para sazonar (aunque no figura en la receta italiana original) el resultado será una salsa espesa y aromática con algunos trocitos enteros de los ingredientes.

Para terminar, una vez cocida la pasta, se le sirve la salsa encima. Se puede agregar queso para variar su sabor.

Compartir en Google Plus

Acerca de Rosa Pérez

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios