Evita estos errores comunes con tus próximas ostras, parte 2

Evita estos errores comunes con tus próximas ostras, parte 2

Si te gustan las ostras y quieres dejar de comerlas en el restaurante para aprender a hacerlas en casa, aquí tienes unos muy buenos consejos.

  • No las metas en el refrigerador

A las ostras hay que ponerlas en hielo. Mantenerlas tan frías como sea posible las mantendrá frescas. De otra manera se arruinarán y comenzarán a oler mal. No importa si las cocinarás o las mantendrás crudas, guardarlas en una bolsa de hielo es tu mejor opción.

  • No las abras solo con un cuchillo

Tienes que usar un repasador o un guante para ostras cuando las abres. Incluso a pesar de que no necesitas aplicar mucha presión cuando metes el cuchillo, los deslices pasan, y querrás que tu mano esté protegida cuando pase. También es importante que uses el cuchillo correcto. Necesita ser uno sin mucho filo por si se te desliza.

  • No las abras antes de tiempo

Es importante abrir las ostras lo más cerca posible del momento en el que se servirán. Mantenerlas en la ostra hará que se mantengan frescas y libres de suciedad. Si tienes que pedir en la pescadería que te las abran, úsalas tan pronto como puedas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios