Recetas para cuaresma: Milanesa de trucha con mantequilla de limón y chile

Recetas para cuaresma: Milanesa de trucha con mantequilla de limón y chile

Algunas personas consideran que la cuaresma cambia en algo su forma de comer durante la última semana, la más cercana a la Pascua, para otras, los 40 días son igual de importantes. Aquí traemos recetas de pescado para que la comida de cuaresma sea más sencilla y muy rica. Para este plato la chef Marcia Kiesel sustituye la carne de cerdo de la milanesa por filetes de trucha. Si no encuentras filetes de trucha lo suficientemente grandes, puedes utilizar trucha cortada estilo mariposa.

Ingredientes para 4 porciones:

  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal, blanda
  • 1 chalote mediano, picado
  • Sal y pimienta
  • 2 huevos grandes
  • Aceite vegetal para freír
  • Tajadas de limón para servir
  • 6 filetes de anchoa, picados
  • 4 filetes grandes de trucha
  • 3 tazas de pan rallado
  • 1 cucharita y media de ralladura de limón
  • 1 chile rojo fresco picado

Precalentar el horno a temperatura media. En un bol mezclar a mantequilla con las anchoas, el cihle, el chalote y la ralladura de limón y condimentar con sal y pimienta. En un bol grande y poco profundo mezclar los huevos. Poner el pan rallado en otro bol. Condimentar la trucha con sal y pimienta y hundir cada filete primero en la mezcla de huevo y luego en el pan rallado, presionando para que se adhiera.

Colocamos un plato con toallas de papel y una fuente de horno con rejilla cerca de la cocina. En una sartén grande antiadherente calentamos 1 centímetro de aceite hasta que esté humeante. Añadimos 2 filetes de trucha empanados y cocinamos sobre fuego moderado – alto, dando vuelta una vez hasta que esté marrón y crujiente, 1 minuto y medio ó 2 por lado. Reducir el fuego a moderado si los filetes se ponen marrones demasiado rápido. Secar la trucha sobre las toallas de papel y pasarlas a la rejilla para mantenerlas tibias en el horno. Usando una espumadera quitar el pan rallado excedente de la sartén y añadir más aceite si fuese necesario para freír los otros dos filetes restantes. Servir la trucha con la mantequilla de limón y chile y las tajadas de limón.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios