Receta de cheesecake con limón y ricota

Receta de cheesecake con limón y ricota

Para servir perfecto este pastel mete el cuchillo en agua tibia y sécalo entre cada corte de porciones.

Ingredientes:

  • 1 taza de migas de galletas
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 4 limones
  • 1 taza y ¼ de azúcar
  • ¼ taza de almidón
  • 2 paquetes de queso crema
  • 1 pote de queso ricota
  • 4 huevos grandes
  • 2 tazas de crema
  • 2 cucharitas de extracto de vainilla

Precalentar el horno. Envolver la parte exterior de una fuente de horno de 18 cm. de diámetro con papel aluminio para evitar que la mezcla se chorree hacia afuera durante el horneado.

En la fuente con un tenedor mezclar las galletas con la mantequilla hasta que todas las migas estén húmedas. Con las manos presionar la mezcla al fondo de la fuente. Hornear durante 10 minutos. Dejar enfriar unos 15 minutos.

Bajar la temperatura del horno. Mientras tanto, rayar la cáscara de dos limones y pelar y conseguir aproximadamente 1/3 taza de zumo. En un bol pequeño mezclar el azúcar y el almidón hasta que estén bien unidos. En un bol grande con una batidora eléctrica mezclar el queso crema y la ricota hasta que estén suaves, unos 5 minutos.

Lentamente añadir la mezcla de azúcar a los quesos Reducir la velocidad a lento, mezclar los huevos, la crema, la vainilla y la rayadura de limón junto con el zumo hasta que esté todo unido, raspando los costados del bol con una espátula plástica.

Echar la mezcla sobre lo horneado. Hornear el cheesecake durante 1 hora. Apagar el horno y dejar enfriar dentro durante 1 hora. Quitar del horno. Para evitar que se resquebraje mientras se enfría, pasar un cuchillo fino entre el borde del pastel y la fuente tan pronto como lo saques del horno. Dejar enfriar fuera durante 2 horas. Cubrir y refrigerar al menos 6 horas o toda la noche hasta que esté bien frío.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios