Como hacer un bizcochuelo de colores

Como hacer un bizcochuelo de colores

Un bizcochuelo de colores es ideal para degustar en diferentes ocasiones festivas, reuniones de cumpleaños, eventos y cualquier situación en la que se quiera preparar algo delicioso y divertido. Con esta receta aprenderán a hacer un bizcochuelo de colores con el cual elaborarán los pasteles más originales, sorprendiendo de manera agradable a todos los invitados.

Ingredientes:

 

  •   Aceite: ½ taza.
  •  Leche: 1 taza.
  •  Azúcar: 1 taza.
  •   Harina leudante: 2 tazas.
  •   Huevos: 3
  •   Ralladura de limón: cantidad necesaria.
  • Esencia de vainilla: Cantidad necesaria.
  •   Colorantes vegetales de distintos colores.

 

Preparación:

 

Para preparar un bizcochuelo multicolor, procederemos a elaborar el bizcochuelo básico de manera tradicional. En un bol se deben colocar los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla o ralladura de limón, y se debe colocar a batir hasta que la mezcla tome una consistencia espesa y homogénea. Si se levanta la espátula, y ésta forma líneas sobre el resto de la preparación, significa que nuestra mezcla ya está en su punto justo.

A esta mezcla la separaremos en cuatro partes o más, a las cuales le colocaremos una pequeña proporción de colorante vegetal del color elegido y lo mezclaremos. Deberemos tener en cuenta que con la cocción los colores tienden a hacerse más claros, pero no por ello deberemos exagerar en la medida que utilizaremos.

Una vez que le hemos dado color a las preparaciones, se deberán colocar en moldes enmantecados y enharinados, y estos se deberán llevar al horno precalentado, a fuego moderado, donde se dejarán aproximadamente por 15-20 minutos, cada capa, ya que al ser delgadas no requieren el tiempo de cocción de un bizcochuelo de tamaño promedio.

El colorar los bizcochuelos no interferirá para nada en el sabor de los mismos, y puede hacerse en varias capas finas de colores, o utilizar moldes especiales como el de “ajedrez” o el de “corazón”, para darle a un mismo bizcochuelo dos colores o más. También pueden colocarse todas las preparaciones en un mismo molde y así crear un bizcochuelo multicolor.

En cuanto a los rellenos y decoración dependen del gusto de cada persona, el sabor que se obtendrá es el mismo sabor de cualquier bizcochuelo común, por lo cual podrán optar por rellenarlo con dulces, cremas, mousse, chispas de chocolate  o frutas, y cubrirlo con cremas o pastas habituales sin problema alguno.  Es preferible que la cobertura y decorado no lleven tanto color así el pastel no queda muy sobrecargado.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Cintia Rodríguez

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario

  1. […] bien la mayoría de las tortas requieren tener una base liviana de bizcochuelo en determinadas oportunidades nada mejor que contar […]